viernes, 4 de marzo de 2011

AVIONES RECUPERADOS EN EL SURESTE AL FINAL DE LA GUERRA CIVIL

Articulo publicado en la Revista Española de Historia Militar nº 1
Autor: Juan Arráez Cerdá.
Foto: Archivo del autor.


   En el transcurso de mis largos años de investigación sobre el aspecto aeronáutico de nuestra pasada contienda civil, siempre indagué y busqué información sobre lo que había sucedido en mi patria chica y provincias adláteres, de suma importancia en este aspecto, logrando poco a poco algunos buenos resultados, pero siempre sin conseguir una fidedigna información sobre el material aéreo que por una u otra razón no había escapado a Argelia o a Francia y había quedado abandonado. No olvidemos que desde el aeródromo auxiliar de El Mañan, a poco más de 10 km. de la Posición Yuste, última sede del gobierno de la República en el término municipal de Petrel, salieron la totalidad del gobierno y personajes importantes del Partido Comunista, en Douglas DC-2 y en los De Havilland "Dragon Rapide" y "Dragonfly" de la Escuela de Polimotores de Totana, allí llevados días antes.


Uno de los escasos Polikarpov I-16 "Mosca" fabricados en la SAF-15 alicantina. Probablemente se trate del recuperado en el campo de Onil.

   Afortunadamente, no hace mucho, conseguí localizar en el impresionante Archivo Histórico del Ejercito del Aire, sito en Villaviciosa de Odón, un curioso documento fechado el día 10 de abril de 1939 en la Finca de Los Llanos (Albacete) y firmado por Luis Llorente, Comandante Jefe de las Fuerzas Aéreas de Ocupación, en el que, con la inexacta ortografia del mecanógrafo, se relacionaban nada menos que un total de 169 aviones y avionetas, en mejor o peor estado, algunos de ellos viejos conocidos nuestros.
   Dado su interés, al menos esa es mi opinión, vamos a comentar cuales fueron y que es lo que de ellos conocemos.
   En primer lugar, como es de rigor, empezaremos por los de fabricación española:

   CASA - Breguet XIX

   Aunque parezca mentira, nada menos que catorce ejemplares de este vetusto sesquiplano fueron los que lograron recuperarse. Doce de ellos en los aeródromos de Archena y La Costera y los otros dos en el de El Carmolí, estos últimos pertenecientes a su Escuela de Vuelo Nocturno.
   Todavia no he logrado averiguar la ubicación exacta del campo de La Costera pero no debería estar muy alejado del de Archena.
   Todos los Breguet XIX fueron inmisericordemente achatarrados, lástima de ocasión perdida para conservar al menos uno en nuestro Museo del Aire.


CASA - Breguet XIX

   CASA - Dornier "Wal"

   En la Escuela de Hidros, de la entonces denominada Base Aérea 18 de julio, hoy Base Aérea de San Javier, aparecieron nada menos que tres ejemplares de este excelente hidro en bastante buen estado, por lo que fueron incorporados al Grupo 70 del Ejército del Aire, en el que siguieron volando algunos años más.

   Hispano Suiza E.30

   Nueve fueron los hallados en los talleres del aeródromo de Los Alcazares, tanto de origen militar como naval, siendo seguidamente terminados de revisar y puestos en condiciones operativas.
   Su destino fué la Escuela de Transformación del Grupo de Escuelas de Levante, situada en la vecina Base Aérea de San Javier, así como la Academia del Arma de Aviación de León. A la desaparición de las mismas, los supervivientes pasaron a la dotación de la naciente Academia General del Aire, en donde continuaron volando hasta comienzos de la década de los 50.
   Recibieron al principio, las matrículas 30-130 a 30-138. En 1946 recibieron la nueva matrícula militar EE.2, es decir Escuela Elemental 2.




   Como consecuencia de un caballito, el 30-134 ha roto su tren y ha capotado quedando panza arriba


   Hispano Suiza E.34

   El prototipo de esta avioneta, único ejemplar construido, apareció en el campo de Onil, sito en el actual cruce de la carretera de Sax a Ibi con la que une a Onil con Castalla. Se trataba de una pequeña pista de tierra utilizada diariamente por los aviones de la fábrica SAF-15, sita en Rabasa, en sus vuelos de pruebas.
   Pasó al Ejército del Aire, que lo tuvo en su Centro de Estudios y Experiencias durante algún tiempo, sin que recibiese matriculación militar alguna. Luego fué devuelta a su propietario original, la Hispano Suiza, que la sometió a una pequeña transformación y la denominó HS-34, en un intento fallido de conseguir que el Ejército del Aire adquiriese una serie. Por último fué obsequiada al Aero Club de Andalucia y de allí pasó al Aero Club de Granada, en donde terminó sus días de vuelo, con la matrícula civil EC-AFJ. Afortunadamente la podemos admirar en el Museo del Aire, pero eso sí, con una pintura que no viene al caso.


En el verano de 1936 y frente a uno de los talleres de la SAF-15 alicantina vemos al prototipo y único ejemplar construido del Hispano Suiza E.34. 

   Hispano - Nieuport  Ni.52C.1

   En el aeródromo de Lorca, a donde había ido a parar poco antes la Escuela de Caza, aparecieron dos de estos veteranos aviones, pero unicamente sus fuselajes y motores. Y como de costumbre fueron a la chatarra.



    González Pazó GP.1

   De esta estupenda avioneta, fabricadas en los talleres de la SAF-15 de Rabasa (en realidad la maquinaria y los obreros de la Hispano Suiza de Guadalajara y AINSA de Carabanchel incautados por el gobierno republicano) en una serie de no menos de 40 ejemplares que fueron denominados González Gil en honor a uno de sus diseñadores, muerto al frente de una columna de milicianos en el Guadarrama en los primeros días de la guerra y en detrimento de su otro diseñador, José Pazó Montes que militaba en el bando contrario.
   Bien, en el albaceteño aeródromo de La Torrecica había tres en perfectas condiciones de vuelo, exactamente las matriculadas EG-015, EG-031 y EG-034. En Totana (Murcia), sede de la Escuela de Polimotores aparecieron otras, pero unicamente una se encontraba en condiciones de vuelo. En Archena - La Costera igualmente aparecieron otros tres. En Alcantarilla se recuperó un único ejemplar y por último en la Escuela de Alta Velocidad se recuperó la allí destinada para servicios de enlace. En total once ejemplares que pasaron al Grupo 30 del Ejército del Aire, siendo cedidos posteriormente a los diversos aeroclubes a través de la Dirección General de Aviación Civil, en donde finalizaron su vida, bien por accidente bien por agotamiento.


 González Pazó GP-1, número 9, que posiblemente más tarde portara la codificación EG-004. Este ejemplar presenta un curioso esquema de camuflaje poco habitual.


   Savoia S.62

   Tres fueron los ejemplares de este hidro de canoa, construido en serie en los talleres de la Aeronáutica Naval en Barcelona, los recuperados, entre ellos los HS-003 y HS-004, todos pertenecientes a la Escuela de Hidros de la Base Aérea de La Ribera. Dada su vetustez pasaron sin dilación a la chatarra.


Savoia S.62

   Macchi M.18

   Un solitario ejemplar de este pésimo hidro, igualmente fabricado bajo licencia para la Aeronáutica Naval en Barcelona, sobrevivió a la guerra, fué matriculado HM-001 perteneciente igualmente a la Escuela de Hidros de La Ribera. Como no podía ser otro, su fin fué la chatarra.


   Una vez vistos los españoles pasemos a los de origen geográfico más cercano, es decir a los procedente de Francia:


   Marcel Bloch MB.210

   Un ejemplar de este "multiplace de combat" se encontraba en la Escuela de Vuelo Nocturno de El Carmolí, de la que era su avión estafeta. Se encontraba saboteado con el fin de evitar su huida a Argelia, pero fácilmente puesto en vuelo una vez montadas las piezas esenciales de sus motores que le habian sido desmontadas y ocultadas por quintacolumnistas.
   Pero lo más importante es que en los talleres que se habían instalado en el aeródromo murciano de Alcantarilla se encontraba la línea de montaje de estos aviones y elementos suficientes para completar cinco ejemplares. Conocemos que al frente de esta fábrica se encontraba el ingeniero aeronáutico Julio Adaro Tarradillos y que  de allí habían salido al menos un par de MB.210, pero ignoramos si su fabricación se realizaba bajo licencia o no, aunque suponemos lo primero. No hemos encontrado, todavía, documentación al respecto, pero nos gustaría que Monsieur Bloch, más tarde conocido como Mr. Marcel Dassault, abriera sus archivos de esta época y aclarase el sunto, pero lo dudo, ya que muchos, sucios y jugosos negocios fueron los que realizó a costa de las irresponsables Comisiones de Compra del gobierno republicano y esto no es aconsejable comercialmente para sus negocios con la España actual.
   El MB.210 de El Carmolí no se integró en el Rjército del Aire y los de Alcantarilla nunca llegaron a terminarse.




   Caudron C.600 "Aiglon"

   En el aeródromo de Lorca, sede de la Escuela de Caza, como dijimos anteriormente, se encontraban un total de ocho ejemplares en regulares condiciones, que posteriormente pasaron a Maestranza a fin de ser revisados y puestos en perfectas condiciones de vuelo. Integradas en el Ejército del Aire con el nº 30 de identificación, pasaron poco después a la Dirección General de Aviación Civil, organismo entonces dependiente del Ministerio del Aire, que a su vez las cedió a diversos aeroclubes, en donde finalizaron su existencia.


                         
Caudron C.600 "Aiglon".


   Caudron C.272/5 "Luciole"

   Un total de cinco fueron las recuperadas, tres entre Archena y La Costera de las que una estaba inutilizable y las otras dos carecian de motor, y dos en Alcantarilla en mejores condiciones. Sus vicisitudes fueron las mismas que las de sus hermanas "Aiglon".


   Farman F.193

   Un solitario ejemplar de este viejísimo monomotor de ala alta, en versión de ambulancia aérea y en perfectas condiciones de vuelo, se encontró en el campo de La Torrecica. Puesto en servicio con el Ejército del Aire, recibió la matrícula 30-112 y pasó destinado al Parque Eventual de Sabadell, en donde se mantuvo en servicio hasta su baja por total agotamiento.


Monomotor Farman F.193, se trata del recuperado en La Torrecica. Aquí le vemos en el Parque Eventual de Sabadell, a finales de 1940.


   Farman F.432

   Dos ejemplares de este bimotor de ala baja y tren fijo, desmontado uno y en reparación el otro, pero considerados útiles, aparecieron en el aeródromo de Los Llanos. Muy posiblemente se tratase de los antiguos F-ANOY y F-APEA, llegados a la España republicana a través de su empresa fantasma la Societé Francaise des Transporte Aeriennes, SFTA, en septiembre y noviembre de 1936. Dado que finalmente el Ejército del Aire no consideró necesaria su puesta en vuelo, pasaron a la chatarra y se vendieron en subasta.


   Latecoére 28

   Un solitario ejemplar, en un pésimo estado, apareció en Los Alcázares, pasando directamente a la chatarra. El otro ejemplar que allí estaba destinado había volado unos días antes rumbo a Orán, llevando a bordo a 25 pasajeros entre militares y responsables políticos.






   Hanriot H-431

   Se trataba del único ejemplar, de este modelo, que quedaba en vuelo en la Escuela de Vuelo Nocturno de El Carmolí y que todavía conservaba en su fuselaje parte de su original matrícula francesa. No considerandolo de interés, fué desmontado para aprovechar motor e instrumentos y enviado a la chatarra.


   Dewoitine

   En el aeródromo de Lorca, última sede de la Escuela de Caza y Combate, se encontró un avión de esta marca, sin que en la relación indicase de que modelo, que se consideraba reparable. Dado el aeródromo en que estaba me inclino a suponer que se trataba del D.27/53 que dicha Escuela tenía en servicio en su anterior ubicación en la Base Aérea 18 de julio y no un D.371/2 del Grupo 71 de Defensa de Costas.


   Morane

   Bajo este genérico titulo deben integrarse las supervivientes de los modelos MS-230, MS-233 y MS-341, todas ellas avonetas acrobáticas de ala alta. Unicamente fueron cuatro los ejemplares recuperados en no muy buenas condiciones. Una se encontraba en Los Alcázares, otra en Totana y las dos restantes estaban en Archena - La Costera, de las que una estaba sin motor y la otra irreparable.


   Romano R-82

   De esta moderna avioneta, último modelo francés suministrado a "La Gloriosa", lograron recuperarse un total de cinco ejemplares en Lorca, de los que dos estaban averiados, otros dos a falta de planos y el restante era completamente nueva pero estaba todavía sin montar. Las otras tres avionetas de este modelo, allí basadas, habían volado rumbo a Argelia en compañía de tres DH-82 "Tiger Moth" huidas junto con ellas, tomando tierra en el aeródromo de Mostaganem, según el relato que gentilmente me hizo José Dorca, uno de los pilotos protagonistas.
   Sabemos que al menos un ejemplar estuvo en la posguerra en el Parque Eventual de Sabadell, sin que sepamos cual era la matrícula que se le debió adjudicar en el Rjército del Aire.



Romeo R-82  


   Y habiendo terminado con los de origen francés veamos ahora los de origen británico:



   De Havilland DH-60 "Moth"

   Un total de diecisiete avionetas fueron recuperadas en perfectas condiciones, doce en Alcantarilla, sede de la Escuela Elemental, y cinco en la Escuela de Caza y Combate de Lorca. Según este informe, algunas de las "Moth" ya habían sido probadas en vuelo por pilotos nacionales a plena satisfacción.
   Prontamente pasaron a las filas del Ejército del Aire, volando durante bastantes años en la Escuela Elemental del Grupo de Escuelas de Levante en San Javier. Cedidas luego a la Dirección General de Aviación Civil y de esta a los diversos aeroclubes, finalizaron en ellos su vida activa. Afortunadamente en el Museo del Aire se conserva, despues de multiples peripecias para conseguirla, la EE.1_89, ex 30-89, que tuvo como última matrícula la civil EC-AFQ.


   De Havilland DH-82 "Tiger Moth"

   Nueve fueron las recuperadas, de las que seis se encontraron en Los Alcázares y las otras tres en Alcantarilla. Las primeras se encontraba en reparación y las últimas en condiciones de vuelo. Como era reglamentario se integraro en el Grupo 30 y en su mayoría fueron destinadas a la Escuela de Observadores de Málaga. Más tarde recibieron la matrícula EE.1 al igual que sus hermanas menores las DH-60 "Moth". Despues de su paso por diversos aeroclubes fueron baja, vendiendose algunas a ingleses y norteamericanos, en donde todavía hay alguna en vuelo. En cambio aquí no quedó ninguna para el Museo del Aire, ya que la que allí se conserva no tiene nada que ver con España y fue adquirida por intercambio con una asociación francesa.


De Havilland DH-82 "Tiger Moth" del Museo del Aire


   De Havilland DH-83 "Fox Moth"

   En La Torrecica, en donde estaba destinada para misiones de enlace, se encontró en perfecto estado nada menos que a la antigua EC-VVA, c/n 4087, propiedad del Patronato Iglesias, que antes de la guerra y dotada de flotadores estaba destinada, a bordo del buque planero "Artabro" a una expedición de exploración en el río Amazonas, que el inicio de la guerra frustró. Pasó al Ejército del Aire como 30-147, siendo posteriormente entregada, el 2 de febrero de 1941, a Antonio Zúñiga Alvareda en compensación de su DH-83 EC-AVA, que le había sido requisada por el gobierno rojo. Recibió la matrícula civil EC-AEI, siendo baja el 25 de febrero de 1973, algún tiempo después de que dejase de volar.


   Airspeed  "Envoy"

   Un solitario ejemplar de este moderno bimotor se encontraba en el campo de El Palmar a falta de uno de sus motores, que estaba en revisión en sus talleres. Puesto prontamente en vuelo, pasó al Grupo 41 del Ejército del Aire, en donde permaneció en servicio hasta el año 1949, entonces su matrícula era L.11.


Airspeed "Envoy" de la L.A.P.E republicana


   Miles M.2H "Hawk"

   En Alcantarilla apareció una en condiciones bastante precarias. Debió ser chatarreada, ya que sepamos no se integró en el Grupo 30. No obstante puede tratarse de la que en 1943 se entregó a José Albiñana en compensación de su EC-DDB incautada en Manises por los republicanos.





   General Aircraft Monospar ST-25 "Universal"

   En La Torrecica estaba basado un solitario ejemplar de este bimotor en versión sanitaria. Recuperado en perfectas condiciones de vuelo pasó al Grupo 31, siendo destinado a la Base Aérea de Cuatro Vientos.
   Como hemos podido comprobar anteriormente, La Torrecica era practicamente un aeródromo en el que unicamente se basaban aviones VIP, no en vano en Albacete estaba la Jefatura de la Aviación Militar Republicana y Los Llanos era un aeródromo que solía ser asiduamente visitado por los bombarderos nacionales.



   Percival "Gull Six"

   En excelentes condiciones de vuelo se recuperó en Los Llanos a un solitario ejemplar de esta, entonces, modernisima avioneta, dedicada al transporte de personalidades. Se trataba de la ex G-ADMY, con c/n D54, que en agosto de 1936 había sido vendida a la firma francesa Lejeune Aviation, una de las empresas que con ayuda del Komintern se había creado para el tráfico de aviones y armas. Rematriculada F-APEI fue traida en vuelo a Barcelona por William Domenge, uno de los habituales pilotos mercenarios dedicados a este tráfico.
   Integrada en el seno del Ejército del Aire, recibió la matrícula 30-99 u pasó destinada a la Jefatura de la Región Aérea de Levante. Su vida operativa transcurrió siempre en unidades de Estado Mayor de la Región Aérea de Levante, hasta que su agotamiento la hizo causar baja, en la Maestranza Aérea de Albacete, el 23 de abril de 1953.
  
Percival "Gull Six". Se trata del matriculado en Francia como F-APEI, que fue recuperado en Los Llanos. Aquí le encontramos en Manises, en 1939, al poco de su incorporación al Ejército del Aire y antes de que se le pintase la matrícula 30-99.



   Otros de los paises europeos que habían sido buenos suministradores de aviones a los republicanos fué Holanda, veamos cuales fueron los recuperados:


   Fokker

   Con esta sola denominación aparecieron una serie de aviones que vamos a intentar identificar lo mejor posible.
   En Totana había dos aviones, a los que el listado denomina BF, es decir Bombardero Fokker, denominación republicana de todos los trimotores en ella en servicio. Siendo Totana la sede de la Escuela de Polimotores, me inclino a pensar que uno de ellos sería el F-XII ex PH-AIJ y ex F-APEI y el otro el F-IX ex PH-AGA y ex F-APFA, llegados ambos a finales del año 1936 a través del canal de SFTA. El F-IX, según informaciones que no he podido confirmar, pasó al Grupo 45 y fue destinado al Sahara con base en Cabo Juby. Del F-XII no quedó ratro, aunque supongo que serviría de almacen de piezas de repuesto para su hermano nacional, el 45-5 "Capitán Casares".
   En Alcantarilla y en Lorca se recuperaron un Fokker y un fuselaje de Fokker, sobre el primero no dudo que se tratase de uno de estos trimotores en reparación: F-VII, F-IX o F-XII, pero del segundo tengo la seguridad de que se trataba del fuselaje de uno de los Focke Wulf Fw-56 "Stösser", tanto por su ubicación como porque en el 99% de los libros de vuelo de pilotos republicanos que he consultado, al Fw-56 lo denominan FOKKER o FOKER, por similitud de pronunciación. No obstante el de Alcantarilla podía tratarse igualmente de otro Fw-56 dada la importancia de sus talleres aeronáuticos.
   Posteriormente no hay noticia alguna sobre ellos, por lo que fuesen lo que fuesen, su fin no fué otro más que la omnipresente chatarra.


   Fokker C-X

   El prototipo del Fokker C-X, con motor Hispano Suiza, se encontró en perfecto estado en el aeródromo de Onil, en donde quedó abandonado después de uno de sus rutinarios y diarios vuelos desde Rabasa. Pasó al Ejército del Aire en donde recibió la designación R.7, terminando sus días después de una toma de emergencia en Torrente del Cinca (Huesca) a comienzos de 1953.


   Koolhoven F.51

   En El Carmolí y entre el material perteneciente a sus Escuelas de Alta Velocidad y Vuelo Nocturno se encontraron seis ejemplares de este avión, incluido el único monoplaza recibido, algunos de ellos con su montor desmontado. Pasaron al Grupo 30 en donde recibieron, después de su puesta a punto en la Mestranza de Albacete, las matrículas 30-174, 30-175, 30-176, 30-178, 30-179 y 30-180. Recibiendo la nueva denominación de L.18 al final del año a945.


   Checoslovaquia. Un país del que suponía no debía quedar ni la chatarra de los aviones que suministró a la República; por lo que me sorprendió la aparición de...


   AVIA 51

   Nada menos que en La Torrecica se encontraban dos de los tres ejemplares del pésimo trimotor Avia 51, con matrículas TA-001 y TA-002, sobre los que desde el mismo fin de la guerra se había especulado sobre su llegada o no a la España roja. Uno estaba en fase de reparación y el otro en condiciones de vuelo, pero no fueron considerados de utilidad por el Ejército del Aire y languidecieron en la Maestranza de Albacete durante años, hasta su venta en subasta como chatarra.


   Y ahora revisemos todo lo que apareció de fabricación norteamericana:


   Ford 4AT-F

   Este veteranisimo trimotor de chapa ondulada y propiedad de LAPE de anteguerra, de matrícula EC-RRA y nº 12 de su flota, se encontró en bastante buen estado en la Escuela de Vuelo Nocturno de El Carmolí, después de haber pasado la guerra realizando vuelos de transporte entre los diversos aeródromos republicanos. Puesto en servicio en el Ejército del Aire con la matrícula 42-8 se basó en Barajas. Luego el Ejército del Aire intentó transferirlo a la naciente IBERIA, que no lo aceptó en principio por problemas logísticos, pero que al final se quedó con él y fué matriculado EC-BAB. Con él realizó muy pocos vuelos, pues dada su vetustez y agotamiento fué baja en 1946 y desguazado en 1948.


   Monocoupe 90A

   El único ejemplar utilizado por "La Gloriosa" se encontró en Alcantarilla, portaba la matrícula EQ-001 y estaba en bastantes buenas condiciones. Se trataba de la antigua EC-APP de anteguerra, c/n 574, propiedad del malagueño Augusto Taillefer quién poco antes del inicio de la guerra, exactamente el 13 de julio de 1936, la había comprado a Miguel Artemán Cerdá. Pasó al Grupo 30 como 30-124 y posteriormente, en 1949; fue devuelta a su propietario original Augusto Taillefer, recibiendo la matrícula civil EC-AEM el 8 de septiembre de dicho año. Se mantuvo en vuelo hasta el 6 de julio de 1961 en que fué dada de baja en el Registro de Aeronaves.


   Northrop 1D "Delta"

   En el aeródromo VIP de La Torrecica se recuperó el matriculado civilmente EC-AGC, de la LAPE rojilla, en excelentes condiciones de vuelo. Pasó sin demora a la Aviación Nacional con la matrícula 23-17, terminando sus días en activo en el Grupo de Estado Mayor, con base en Getafe, en el año 1949. Siendo entonces su matrícula militar L.12-17. 


   Northrop 2E "Gamma"

   Este estupendo avión, de matrícula BN-001, que mi amigo Joaquín Tarazaga había dejado ligeramente averiado en el campo de El Carmolí el 5 de marzo de 1939, cuando con otros compañeros, ante la sublevación de Cartagena y creyendo la guerra perdida, habían volado rumbo al exilio en Orán, apareció en el aeródromo murciano de El Palmar, a donde había sido llevado en vuelo para su reparación. Dado su interés, posteriormente fue llevado al naciente Grupo de Experiencias en la Base Aérea de Cuatro Vientos, en donde no sabemos si llegó a volar o no. Lo cierto y verdad es que allí estuvo hasta los inicios de la década de los años 50.





   Stinson SR "Reliant"

   La vieja EC-SAS, c/n 8737, de anteguerra, incautada a su propietario José Mª de la Cuesta por el gobierno republicano, apareció en buen estado y en condiciones de vuelo en La Torrecica, después de haber sido durante un tiempo l avión personal del Teniente Coronel Alfonso Reyes en Cataluña. No se ha podido confirmar su paso por el Grupo 30, aunque el Ejército del Aire la mantuvo en su poder hasta por lo menos el año 1941, en que se la adjudicó la matrícula civil EC-AAT y pasó a la empresa de trabajos aéreos CEFTA.


La veterana Stinson SR "Reliant"" que apareció en La Torrecica. Aquí la vemos con su matrícula civil de posguerra EC-AAT, en Cuatro Vientos.


   Siempre creí que el material de origen soviético abandonado en esta zona debía de ser abundante, pero craso error, como vamos a comprobar:


   Polikarpov R-5 "Rasante"

   Un único ejemplar de este viejo biplano de asalto se encontró en Alcantarilla, el resto de los pocos que quedaban en servicio habían escapado a Orán.



   Polikarpov R-Z "Natacha"

   Los ejemplares recuperados del hermano mayor del "Rasante" fueron muy pocos más, unicamente tres. Uno en Archena, otro en El Palmar en reparación y el último, matrículado LN-009, en Alcantarilla. Todos ellos pasaron posteriomente, una vez revisados y puestos en perfectas condiciones a las filas del Ejército del Aire, en donde formaron el Grupo 17W que se basó en Marruecos.




   Polikarpov I-15 "Chato"

En el alicantino aeródromo de Rabasa aparecieron un total de catorce de estos biplanos en un perfecto estado de vuelo. Pertenecían a la 4ª Escuadrilla del Grupo 26 y habían llegado alí para repostar y seguir rumbo a Barajas para, cumpliendo ordenes de la Junta de Defensa, entregarse. Lo que no suponían era que el personal de tierra de Rabasa temiendo su fuga a la cercana Argelia y que ellos pagasen las consecuencias, se negaran, pistola en mano, a reabastecerlos de combustible, quedando allí inmovilizados.
   Pasaron al Ejército del Aire y algunos de ellos volvieron a Rabasa cuando con ellos se creó el 32 Regimiento de Asalto allí basado.
   En esta relación no aparecen más aviones recuperados en Rabasa, lo cual es extraño, pues allí se encontraba la línea de fabricación de los Polikarpov I-16 y de los Fokker D-XXI, lo que me hace suponer que el material recuperado en su DAF-15 aparecería en otro listado de fecha posterior. Aparte de estos "Chatos" se encontraron cuatro en Lorca y Puerto Lumbreras de los que dos se encontraban en vuelo y dos en reparación. En Los Llanos apareció uno igualmente en vuelo y el último se encontró en Alcantarilla.



Estamos en Rabasa en los primeros días de abril de 1939. En primer plano uno de los catorce Polikarpov I-15 "Chato" de la 4ª Escuadrilla a los que se negó combustible, para evitar su fuga a Argelia.


   Y ahora nos queda ver lo que había sobre los aviones que habían sido capturados por los republicanos y que permanecían en servicio, siendo todos ellos originaríos de la Aviazione Legionaria:


   Fiat CR.32 "Chirri"

   Fueron un par de estos aviones los que volvieron a manos nacionales, uno estaba en El Carmolí en estado de vuelo y pasó al Ejército del Aire, en donde siguió prestando servicio durante algunos años más. El otro estaba inutilizado en Los Llanos y fué directamente a la chatarra.


 


   Ya por último quedan algunas aclaraciones por hacer, ya que en El Palmar, campo gregario de Alcantarilla, aparecen seis aviones sin identificar, indicando simplemente que cuatro estan en el Taller de Entrejado y los otros dos en la SAF-2. Creemos no equivocarnos si decimos que debia tratarse de aviones De Havilland DH-60 y DH-82, que allí se montaban durante todo el período de la guerra.
   También aparece en Alcantarilla un avión al que me ha sido imposibdentificar, dado que el mecanógrafo ha escrito nada menos que UPERCUT, siendo lo único que se me ocurre el que hubiese debido escribir SUPER CURTISS, aunque no hay prueba alguna de que uno de estos modernos biplanos hubiese bajado desde Cataluña antes del fin de la guerra. Tal vez haya suerte y lo podamos afirmar en una próxima ocasión.
   Ah, y no olvidamos los motores de avión recuperados. Fueron 179 en Los Alcazares, 90 en la iglesia de Molina del Segura y 3 "Elizalde" en Archena, entre nuevos y usados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada